logo.7.png

¿Sabías qué?

El cerebro es uno de los órganos más afectados por una alimentación desequilibrada. Leer más...

Esquizofrenia

Los síntomas principales son:

  • Delirios: son falsas creencias. Cómo por ejemplo sentirse perseguido, culpable o responsable de algún hecho insólito, creer que los demás se ríen, nos leen el pensamiento, nos vigilan, etc., cuando en realidad su actitud no tiene ninguna base real con esas sospechas. La persona se encuentra tan convencida de sus delirios que ni el argumento más lógico puede hacerlas cambiar.
  • Alucinaciones: son falsas percepciones. La más común es la percepción auditiva de escuchar voces, pero también pueden incluir visuales, táctiles, olfativas y/o gustativas, que la persona percibe como reales y no lo son.
  • Dificultades de pensamiento: aparecen problemas de concentración, memoria o para planificar cosas. Esto hace que se alteren las capacidades de razonamiento, comunicación, expresión o la realización de las tareas de la vida cotidiana. En este estado resulta difícil mantener una conversación debido a que la persona se expresa de forma confusa y a menudo su discurso no tiene coherencia.
  • Falta de motivación: puede presentar un alto grado de apatía, incluso en el cuidado personal: higiene, hábitos alimentarios, etc. No se debe confundir con la pereza.
  • Bloqueo emocional: la persona sufre una reducción en su capacidad de experimentar emociones.
  • Aislamiento social: por la pérdida de algunas habilidades sociales o el miedo a relacionarse con otros.
  • Alteraciones del sueño: el ritmo del descanso se altera y puede variar de un extremo al otro, padeciendo insomnio o hipersomnolencia.

Aquest lloc web utilitza cookies perquè gaudeixis d'una millor experiència d'usuari. Més informació